Apoyanos en Patreon
Pan de molde de boniato

Perfil nutricionalValores estimados por ración y porcentaje sobre la Cantidad Diaria Recomendada

Calorías 297 kCal
Hidratos 57 g
Proteínas 7 g
Grasas 4 g
15%

AlérgenosIncluidas posibles trazas

Esta información es orientativa. Consulta siempre los envases para descartar la presencia de alérgenos.

Necesitarás…Utensilios y electrodomésticos



MICROONDAS


BATIDORA


HORNO
Pelador Cuchillo Tabla de cortar Cuenco Film plástico Cucharón Varillas Olla

Impacto medioambientalHuella de carbono por ración

0.6 kgC02eq

Preparar esta receta equivale a recorrer 2 km en coche de gasolina.

Cantidades para personas.

Instrucciones

  1. Pelar, cortar y cocer el boniato en el microondas utilizando un recipiente apto y cubriendo con una tapa de silicona o film resistente. Fija 12 minutos a máxima potencia. Comprueba que pueda deshacerse fácilmente con el tenedor, y si aún no es así, vuelve a cocinar durante unos minutos más.
  2. Derretir la mantequilla suavemente para que no esté excesivamente caliente. Calentar un poco la leche o dejarla a temperatura ambiente un rato.
  3. Mezclar en un recipiente grande, o en el bol de una amasadora, el boniato, la miel, la leche y la mantequilla.
  4. Añadir encima la harina, la sal, las especias y la levadura. Combinar todo a mano o con la batidora hasta homogeneizar.
  5. La masa estará pegajosa; tapar con un paño o plástico film y dejar reposar 30 minutos.
  6. Pasado el tiempo, amasar de corrido o en intervalos con reposos hasta obtener una masa elástica, suave, húmeda pero que se despegue de las paredes del bol. Si amasamos sobre la mesa y aún se nos pega, podemos engrasar la superficie y nuestras manos ligeramente las manos con aceite neutro.
  7. Formar una bola, disponer en un recipiente engrasado ligeramente o en el mismo bol de la batidora, tapar y dejar levar en un lugar cálido hasta que doble su tamaño, entre 90-120 minutos.
  8. Engrasar bien con mantequilla un molde rectangular metálico de unos 20-24 cm de largo. Engrasar ligeramente la mesa y echar la masa levada. Aplastar un poco, suavemente con los puños o las palmas, para sacarle el aire. Formar un cuadrado de unos 18-20 cm de lado, y enrollar desde arriba, presionando el borde contra la masa para crear tensión, hasta formar un cilindro. Colocar con el pliegue hacia abajo y pintar con un poco de aceite de girasol o con leche. Tapar con plástico film holgado o un gorro de ducha.
  9. Dejar levar de nuevo hasta que sobresalga del molde, entre una y dos horas, según la temperatura ambiente. Para saber cuándo está en su punto, presionar suavemente la masa con el dedo untado en aceite: si de forma una hendidura que tarda en recuperar su forma, ya se puede hornear. Si la marca vuelve instantáneamente, aún le falta reposo.
  10. Cuando ya haya crecido bastante, poner a precalentar el horno a 190ºC. Una vez el pan esté en su punto, retirar el plástico y hornear en la mitad inferior, sobre rejilla (no en el último nivel) durante 10 minutos.
  11. Pasados 10 minutos, bajar la temperatura a 175ºC y continuar horneando hasta completar 45 minutos.
  12. Inmediatamente volcar sobre una rejilla con cuidado, poner de pie y pintar con un trozo de mantequilla fría, que se derretirá al instante. Eso es opcional, pero le da un bonito color y sabor. Dejar enfriar por completo.

Trucos

  • Puedes hacer esta misma receta con calabaza.

Recetas similares